¿Por qué Merkel por qué?

Página

La negativa incomprensible a crear liquidez que estamos viendo por parte de los políticos alemanes debiera argumentarse ampliamente, y cuanto antes, mejor. Pues ello nos está llevando realmente a aumentar el desastre económico que estamos padeciendo en estos momentos. En mi opinión, habría que tomar la decisión ahora de otorgar los poderes suficientes para que el Banco Central Europeo (BCE) pueda comenzar a funcionar realmente como cualquier otro banco central, por ejemplo la Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco de Inglaterra, etcétera.

Obviamente, recortar gastos superfluos siempre resulta oportuno e idóneo y, por supuesto, necesario en estos momentos, pero si no existe crecimiento económico lo único que se podrá gestionar es la miseria actual, sin posibilidad alguna de salir de ella. Para poder alcanzar el crecimiento económico se debe tener en cuenta que resulta del todo imprescindible que el dinero sea asequible no solo para los Gobiernos, sino también para que las empresas y los ciudadanos, que son parte integrante de la economía, puedan realizar su vida económica con la normalidad necesaria para su adecuado desenvolvimiento.

Estamos asistiendo a que, debido a esta innecesaria falta de liquidez, demasiadas empresas se ven en la disyuntiva de llegar a tener que decidir cerrar y también que demasiadas empresas que se podrían poner en marcha no llegan a nacer. Numerosas transacciones de demanda interna no pueden realizarse. Y esto, que sin lugar a ningún género de duda no coadyuva al crecimiento, impide del todo la creación de empleo y además provoca obviamente la destrucción del empleo existente.

Pienso que Merkel comete un craso error cuando se empecina en que a todos los países que actualmente integran la zona euro se les quiera imponer una armonización -debo señalar, en aras a la realidad, que es absolutamente necesaria en cuanto a sus requisitos económicos- sin dejarles antes disponer de un margen de maniobra suficiente para poder reorganizar sus economías.

Lo único que así se consigue es acrecentar la falta de puestos de trabajo de todos estos países y crear una pobreza masiva en tan poco tiempo que sin duda afectará a los demás países, incluida, por supuesto, Alemania, y que también alcanzará al resto de las economías que no se encuentran en la zona euro e incluso a las del exterior.

Creo que, lejos de dar una imagen mala -si es que alguno de los países debiera salir temporalmente del euro de una manera ordenada, como ya he explicado, para poder reorganizarse económicamente y así poder alcanzar los requisitos de convergencia-, esto no sería más que un signo de seriedad frente a los demás países, al mostrar una exigencia disciplinaria para poder formar parte de la zona euro, y que además no afectaría en modo alguno a la banca alemana al hacerlo de esa manera ya expuesta. Pues lo que necesita la banca de cualquier país no es solamente que sus clientes sean solventes, sino que además tengan la liquidez necesaria para poder hacer frente a las cuotas amortizativas exigidas.

Por todo ello y por los momentos de extrema gravedad que vivimos, es necesario actuar con suma urgencia y siempre en aras del crecimiento económico, que es el único que ahora, en el menor plazo de tiempo, puede hacer que el desempleo se reduzca. Dejando de lado los intereses particulares y pensando en los millones de personas que no tienen empleo en estos momentos y en los que por desgracia pueden perderlo por continuar en esta política económica, que ya vemos claramente adónde nos lleva de continuar así.

Josu Imanol Delgado y Ugarte
Economista
Anuncios